sábado, 18 de abril de 2015

Capítulo 13 del Viaje a Egipto: Navegación hacia Asuán

Toca de nuevo disfrutar de la navegación por el río Nilo camino en este caso de Asuán, donde acabará el crucero fluvial y desde donde partiremos hacia el plato fuerte del viaje, El Cairo. Pero antes vamos a disfrutar de algunas de las atracciones que encierra esta ciudad egipcia con aire fronterizo que es Asuán.
A la vuelta al barco, con el camarote nuevamente arreglado, nos encontramos otra escultura realizada con las toallas. Echándole imaginación, ésta parece ser un escarabajo egipcio.
Tomando como referencia el sentido Norte-Sur (según el cual hicimos el crucero bajando desde Lúxor), la ciudad de Asuán se encuentra a las puertas del lago Nasser, el lago artificial que se creó cuando se construyó la presa alta de Asuán, obra faraónica de la que hablaremos en el siguiente capítulo.
Asuán era denominada Swenet y fue la frontera sur del Alto Egipto. Se trataba de una frontera casi natural, ya que esta ciudad se encontraba inmediatamente debajo de la primera catarata y la navegación desde aquí al delta (Bajo Egipto) era posible sin encontrar ninguna barrera natural. 
Mapa del Nilo a su paso por Sudán y Egipto, en el que se numeran las seis grandes cataratas.
Conviene en este momento aclarar que cuando hablamos de las grandes cataratas del Nilo, no nos debemos imaginar unas cataratas al estilo clásico del Niágara o del Iguazú. En griego, la palabra catarata significa literalmente "fluir con fuerza hacia abajo" y se puede traducir como cascada pero también como rápidos. Esta última acepción sería la más descriptiva en en el caso de las cataratas mayores y menores del Nilo. En las regiones tectónicamente activas, haciendo que el lecho del río se eleve en estas zonas y queden partes del mismo al descubierto: predominan grandes cantidades de pequeños cantos rodados y piedras que sobresalen del lecho del río, así como pequeños islotes rocosos. En algunos lugares, estos tramos se transforman en aguas bravas y se parecen más a rápidos, de ahí el nombre de cataratas. En las fotos de los próximos capítulos podremos observar este bello paisaje pedregoso con claridad, aquí un adelanto:
Pero no vayamos tan rápido (nunca mejor dicho). Primero tenemos que llegar a Asuán. Vamos a salir de la habitación para pasar un rato en la zona de la piscina mientras admiramos las vistas del río.
Bajando las escaleras del Hall del barco













El Obelisco Inacabado
Una de las atracciones turísticas que ofrece Asuán es la visita al denominado obelisco incabado, que no entró en nuestro programa pero de la que comentaré algunas pinceladas junto con estas fotos espectaculares obtenidas de algunas páginas.
El obelisco inacabado de Asuán se encuentra en las canteras del norte de la ciudad (de donde salía buena parte de la piedra con la que se hacían los monumentos egipcios). Posiblemente iba a ser la pareja del Obelisco laterano de Karnak (hoy en Roma). Se resquebrajó y se tuvo que dejar sin concluir. De haberse terminado, hubiera sido la pieza de piedra trabajada más grande del mundo (41,75 metros de largo y 1.168 toneladas de peso).
Lástima que no pudieramos verlo, la próxima vez será. Una excusa más para volver a Egipto...Pero dejo ya de lamentos por lo que no vimos para entrar en detalle de lo que sí vimos en Asuán, que no fue poco. Os lo cuento en el próximo capítulo.

Referencias:
  • http://es.wikipedia.org/wiki/Asu%C3%A1n
  • http://es.wikipedia.org/wiki/Cataratas_del_Nilo
  • http://ashtronort.wordpress.com/2014/03/13/232/
  • http://origenhumano.blogspot.com.es/2013/02/el-obelisco-inacabado-de-aswan.html
  • http://www.egiptomania.com/ciencia/obeliscos.htm